Prat gay hablando en ingles


  • bar gay friendly malaga.
  • Suscríbete al blog por correo electrónico.
  • películas de temática gay adolescentes!

Dicho y hecho, esa norma no generó ni una sola adhesión a los canjes propuestos en esa ocasión. Algunos dicen que esto no se pudo hacer antes, pero yo creo que podríamos haber apurado un poco los tiempos. Eso empezó a generar distorsiones y desequilibrios que explican gran parte de este apuro que tiene el actual gobierno por cerrar estos acuerdos. Seguramente si no tuviésemos estos problemas de índole macroeconómica el apuro sería otro. En relación con el proyecto, compartimos las preocupaciones que tenían varios bloques, incluso algunas que anteriormente expresó el señor diputado Néstor Pitrola.

La primera, el andamiaje legal, cómo hacer para protegernos de eventuales litigios que con seguridad van a venir, y la clave es cómo hacemos para que no prosperen. Siempre va a haber alguien que nos va a reclamar, como hasta los mismos abogados argentinos lo admiten. Hicimos sugerencias y esperemos que el Poder Ejecutivo las incorpore dentro de las negociaciones porque creemos que constituyen un paraguas adicional que nos puede proteger hacia adelante. El segundo punto era la limitación de la oferta base que se estaba haciendo, y aquí coincido con algo que planteaba el señor diputado Kicillof sobre los costos adicionales que se fueron admitiendo en cada uno de los convenios.

Suscribete al Newsletter

Sinceramente, felicito al Ejecutivo que haya tenido la visión de incorporar las propuestas de modificación que hemos hecho desde otros bloques, ya que nuestro objetivo era solucionar este tema de la mejor forma posible. El otro punto sobre el que hicimos mucho hincapié y se habló mucho en este recinto fue la limitación del endeudamiento. Esto parece algo aislado del tema que hoy estamos discutiendo, pero no lo es, porque recorre todos los comentarios que hicieron varios de los diputados que me antecedieron: Argentina no tiene que volver a cometer los mismos errores de ir hacia esquemas de endeudamiento que no funcionan y que sabemos que terminan mal.

El rol que tenemos es el de pinchar, empujar al gobierno y colaborar con él para que haga las cosas cada día mejor. Esto no es para sacar ventajas políticas, sino simplemente porque creemos que es la forma en que de una vez por todas la Argentina pueda alcanzar el potencial que tiene. Si no lo hacemos fortificando las instituciones y fortaleciendo el funcionamiento de este Congreso, no alcanzaremos los objetivos que creo que todos compartimos de que la Argentina sea el país que merece ser.

Entiendo que hay que seguir trabajando y abonando aspectos sobre los que hoy todos los argentinos tenemos dudas: el día después a la sanción de esta ley. Creemos que en ese contexto estamos tomando el mayor de los recaudos legales posibles, ya que estamos en una jurisdicción extraña, en la jurisdicción norteamericana, que tiene sus propios esquemas, su propia cultura jurídica, a tal punto que a veces los jueces se pronuncian sobre políticas económicas.

Ese es el estilo norteamericano, no el de los jueces argentinos. La norma en discusión tiene dos aspectos normativos importantes: uno definitivo, que es la derogación de la ley cerrojo —como bien se dijo aquí-, y la derogación de la ley de pago soberano. Asimismo, contiene otros aspectos condicionados a que efectivamente contemos con una resolución judicial que nos dé certeza jurídica en la jurisdicción norteamericana —que es la que nosotros hemos elegido- para que de una vez por todas podamos avanzar en este aspecto.

Creemos que hay que hacerlo extensivo para que no queden dudas de las condiciones en la que se aprueban esos acuerdos. En este sentido se hicieron algunas críticas respecto de que algunos de esos contratos no expresan claramente la renuncia a acciones accesorias relacionadas o a futuros daños y perjuicios. El 93 por ciento de los bonistas que en su oportunidad entraron en los canjes y cobraron, pudieron invertir, lograr un fruto con lo que obtuvieron.

Por lo tanto, el impacto en posibles acciones posteriores de daños y perjuicios, o para que estén equiparados a lo que hoy pretendemos pagar a los que entraron en este acuerdo a través de la sentencia, es de litigiosidad baja. Este es un término difícil pero real dentro de la ciencia social. En lo que respecta a aquel otro porcentaje -se habla de un 40 o un 50 por ciento- de los que no entraron en el primer canje y tampoco suscribieron este acuerdo, bien se ha dicho que esta ley es un instrumento positivo e indicativo.

Es un aspecto que hace a la buena fe contractual que los tribunales norteamericanos quieren de la parte para poder arribar a resultado positivo. Para finalizar, si bien las leyes son perfectibles, entiendo que hubo una evolución en el desarrollo y tratamiento de la deuda externa.

Todo es Politica - "No hacer un pacto social implica menos actividad y más inflación"

No estamos en presencia de aquellos endeudamientos de la época militar que se hacían a puertas cerradas y con acuerdos en los que ni siquiera participaban los abogados. Aquí sí hay participación de los abogados, y el procurador del Tesoro es invitado a participar por el Congreso, porque no puede escudarse en interpretaciones de competencia. El procurador debe intervenir porque es el representante de los abogados del Estado. Recuerdo haber venido a este Congreso acompañando a otros funcionarios para defender aperturas de canje y debo decir que escuché los mismos argumentos que se exponen hoy.

Millonario perdón a Pérez Companc: «No sé de qué estás hablando»

Permanentemente nos echamos las culpas los unos a los otros respecto de los temas que en definitiva tienen que resolver quienes gobiernan y quienes gobernamos en nuestro rol de oposición en este caso. Por eso, el bloque Justicialista pretende hacer un aporte siendo coherente con lo que ha expresado desde el primer día: este es un tema que hay que resolver.

Esto empezó a resolverse en con un primer canje, en con un segundo canje y en otras oportunidades con el pago al CIADI, al Club de París, y luego con el pago por la expropiación del 51 por ciento de Repsol YPF. Siempre hubo voluntad de pago por parte del Poder Ejecutivo porque fue absolutamente responsable y racional. He escuchado en muchas oportunidades que este es un tema a resolver y que si así lo es, tenemos que ver el cómo; posiblemente allí se profundicen las contradicciones.

Hay algunos que pretenden resolver esta cuestión de la misma manera que antes. Recuerdo haber escuchado a la ex presidenta de la Nación preguntarse por qué el resultado tendría que ser diferente si se siguen los mismos métodos y las mismas formas. Y nos han propuesto resolverlo de la misma manera que hace unos años.

Hay otros que dicen que la negociación es muy buena, que realmente fue un éxito. Yo no solo no puedo compartir que esta haya sido una buena negociación, sino que tampoco puedo hablar de éxito.

Prat-Gay en el Foro Empresarial Argentina-Francia

Negociar con los buitres es negociar con la peor lacra del sistema financiero. En los años y tuve la oportunidad de enfrentar a los buitres en dos o tres ocasiones. Habían embargado las cuentas que habíamos heredado de las AFJP en el exterior. Recuerdo que una mañana me levanté y habían embargado los bienes de la ANSES que estaban depositados en custodia en el Citibank porque decían que era una sucursal de una sociedad anónima que tenía sede en los Estados Unidos y que se regían por las normas de ese país.

O sea que estamos negociando con la peor lacra del sistema financiero internacional. Bajo sentencia firme y no con una sentencia reciente. Las primeras sentencias —y fueron muchas- se produjeron en Fue una sentencia descabellada que a nadie se le hubiera ocurrido, pero que estaba en los prospectos y a la que el juez hizo lugar. Luego hubo sucesivas sentencias que no solo reconocieron derechos a aquellos que reclamaban el default y una situación de pago igualitaria, sino también a aquellos que habían entrado en los canjes y Con lo cual, hemos sido derrotados, hemos perdido con la peor lacra del sistema financiero internacional.

Frente a eso nosotros entendemos que tiene que haber un nuevo capítulo a cerrar en la Argentina. Creemos que hay que resolverlo, simplemente, porque hay que empezar a solucionar otros problemas prioritarios en la Argentina, que tienen que ver con la industrialización, el trabajo, la inclusión, los trabajadores y el impuesto a las ganancias, los jubilados y con ordenar las prioridades, que en definitiva es la verdadera esencia o desafío de la política.

No apostamos al fracaso. Así nos decía Néstor Kirchner hace unos años, hablando del primer canje, porque había muchos que apostaban al fracaso. Yo creo que, de una vez por todas, los argentinos tenemos que encontrar la manera de tener puntos de coincidencia. No podemos vivir en contradicciones permanentes. Las luchas civiles que hubo en la Argentina fueron por espacios de poder, no efectivamente por un proyecto. Tenemos que encarar un verdadero proyecto que nos una a todos. Tenemos que resolver las cosas que haya que resolver para efectivamente poner un horizonte muy amplio para la Argentina que queremos.

El Presidente respondió las preguntas de medios internacionales en la cumbre de Davos.

Hasta inicio de los años 70 un argentino se podía comprar un auto, la casa, enviar a sus hijos a una escuela que era de calidad y a una universidad orgullo de todos los argentinos. A partir de ahí fue todo en descenso. Ahora bien, no podemos retroceder. Tenemos que dar a nuestro país nuevamente la posibilidad de que un argentino tenga un trabajo y un ingreso dignos, su casa y una educación de calidad.

Para eso necesitamos seguir dando pasos para adelante. Podemos confrontar ideas y proyectos, pero por encima de los intereses y colores partidarios, de intereses políticos o de la especulación política, tenemos que poner los intereses de la patria. Por eso hemos discutido, porque creemos que tenemos una responsabilidad, y hemos pedido un informe sobre dieciséis puntos al Poder Ejecutivo.

Entendemos que estas cosas hay que tomarlas con mucha prudencia y responsabilidad. Aquí se habló mucho del dictamen del procurador. Recién el diputado preopinante hablaba de las competencias. Luego, los distintos procuradores delegaron la facultad en los funcionarios del Poder Ejecutivo, y estos contrataron a los estudios de abogados que se encargaron de la defensa de los aspectos legales. Estos son los decretos y normas que efectivamente se han podido observar durante todo este tiempo.

No nos satisface la opinión del procurador, pero en honor a la verdad tenemos que decir que tampoco los procuradores anteriores se incorporaban y hacían cargo de las facultades que tenían como tales. Nos hablan de endeudamiento. El año pasado este Congreso de la Nación, en el artículo 34 de la ley de presupuesto, aprobó En definitiva, tenemos que seguir discutiendo el endeudamiento y sus niveles, pero también tenemos que saber en qué posición nos ponemos en un momento u otro en estas bancas.